Qué ver en Trentino-Alto Adigio

Desde el legendario lago de Tovel hasta el increíble Santuario de San Romedio, pasando por siniestros castillos medievales, interminables huertos de manzanas, los espléndidos Dolomitas, Patrimonio de la UNESCO y una infinidad de museos, Trentino-Alto Adigio es una región llena de sorpresas.

Aquí tienes algunos lugares turísticos de interés que no te puedes perder en tu visita a esta maravillosa región de Italia.

Algunos de ellos, como algunas excursiones en los Dolomitas, requieren más tiempo y planificación y deben hacerse exclusivamente durante el verano, mientras que las visitas a museos y castillos no tienen tantas limitaciones y, por tanto, pueden realizarse también en primavera, otoño o invierno.

Cosas que ver en la Región de Trentino-Alto Adigio

Tierra fascinante de encuentro entre el mundo latino y el nórdico, Trentino-Alto Adigio conserva también un notable patrimonio cultural: restos prehistóricos, sugestivos castillos, antiguos santuarios y ciudades de importancia histórica y artística. Estos son algunos de los lugares más bonitos para visitar en la Región de Trentino-Alto Adigio.

1.- Trento

Ciudad de antiguas tradiciones y cultura, Trento está vinculada a algunos de los momentos más importantes de la historia de Italia.

Surgida en tiempos de los romanos al pie del espolón rocoso de Doss Trento, en la orilla derecha del río Adigio, la antigua ciudad se convirtió en un centro religioso de considerable importancia hacia el año 1000, cuando el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Conrado II creó el Principado Episcopal de Trento.

Aquí tuvo lugar el famoso Concilio de Trento, que inició la Contrarreforma. 

El centro histórico de Trento, con sus palacios señoriales y sus monumentos religiosos como la Catedral de San Vigilio, es un interesante destino cultural que merece ser visitado.

2.- Rovereto

A sólo 20 minutos de Trento se encuentra Rovereto, una ciudad italiana con mucha historia que atesora algunos de los mejores museos del país.

Rovereto fue fundada en el siglo XIII, pero no fue hasta el siglo XVIII cuando se convirtió en un importante centro comercial.

La ciudad está situada en las faldas del Monte Baldo, a orillas del río Adige, y ofrece una magnífica vista de las montañas circundantes.

Entre los principales museos de Rovereto se encuentran el Museo Mart, el Museo de la Guerra y el Museo Diocesano.

El Museo Mart es un museo de arte moderno y contemporáneo que alberga más de 20.000 piezas, mientras que el Museo de la Guerra es un museo dedicado a la Primera Guerra Mundial.

Por último, el Museo Diocesano es un museo de arte e historia religiosa que cuenta con más de 10.000 piezas.

Otras atracciones turísticas de Rovereto incluyen el Castello del Buonconsiglio, la Piazza del Duomo y el Palazzo Roccabruna.

3.- San Romedio

El santuario de San Romedio es uno de los lugares más bonitos e interesantes que ver en Trentino-Alto Adigio.

El santuario está situado en una hermosa zona montañosa cercana a Rovereto y se encuentra en un pequeño valle rodeado de bosques.

El santuario fue construido en el siglo XII y está dedicado a San Romedio, un santo italiano que vivió en el siglo V.

El santuario está formado por varias capillas y edificios, entre los que se cuentan la iglesia de San Romedio, la capilla de Santa Bárbara y la capilla de San Mauricio.

En la iglesia de San Romedio se encuentra el sarcófago de San Romedio, así como una interesante colección de pinturas religiosas.

4.- El lago Tovel

El lago Tovel es uno de los lagos más bonitos de Trentino-Alto Adigio.

El lago está situado en un hermoso paisaje de montañas, a unos 1.200 metros de altitud.

Es un lago de origen glacial, de aguas cristalinas y turquesas y es uno de los lugares turísticos más visitados de Trentino-Alto Adigio, sobre todo en verano, cuando las temperaturas son más altas y las aguas del lago están más cálidas.

Rodeado de bosque y naturaleza, es un lugar perfecto para relajarse para los senderistas, así como un lugar para ir con la familia.

En el lago Tovel se pueden practicar diversas actividades, como nadar, windsurf, vela y canoa. También se pueden hacer excursiones por los alrededores del lago.

5.- Dolomitas, Patrimonio de la UNESCO

Las Dolomitas son una cadena montañosa situada en el norte de Italia, en la región de Trentino-Alto Adigio.

Estas impresionantes montañas, formadas por rocas de dolomía, tienen un paisaje único en el mundo y han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

dolomitas

Las Dolomitas ofrecen un paisaje de ensueño, con sus picos nevados, sus bosques verdes y sus lagos cristalinos.

6.- La Val di Sole

El valle se encuentra en el Parque Nacional del Adamello Brenta y está rodeado de impresionantes montañas, como el Monte Adamello, el Monte Cevedale y el Monte Rosa.

El valle es un lugar perfecto para practicar senderismo, escalada y mountain bike. También se pueden hacer excursiones en bicicleta o en coche por los hermosos paisajes de la Val di Sole.

7.- Lago de Molveno, en la Provincia de Trento

El lago de Molveno es, sin duda, una de las atracciones más importantes de la zona de la meseta de Paganella, en la provincia de Trento.

Este hermoso lago está situado a unos 9 km del pueblo de Molveno, en un paisaje de montañas impresionantes.

Para los aficionados al Mountain Bike recomiendo un viaje a la “Dolomiti Paganella Bike”, quizá más conocida entre los aficionados como el “Paganella Bike Park”.

8.- Bolzano

Enmarcada por los majestuosos Dolomitas, Bolzano es una de las ciudades antiguas más bellas de los Alpes y fue en su día un importante centro de comerciantes.

Actualmente Bolzano es la capital de la provincia autónoma, en el norte de Italia.

La ciudad está dividida en dos partes: el casco antiguo y la zona moderna. En el casco antiguo de Bolzano se encuentran la plaza del Duomo, la plaza Walther y el mercado.

Entre las callejuelas y plazuelas del centro histórico, se cruza la via Argentieri, repleta de restaurantes, bares, hosterías y tiendas, la piazza delle Erbe, donde se celebra el mercado de frutas y verduras, la via dei Bottai, hoy conocida por los hoteles y las trattorias, pero que antaño era la calle donde los mercaderes del norte se refrescaban antes de llegar a la comercial via dei Portici.

bolzano

También merece la pena visitar el Museo de Arqueología del Tirol del Sur, un recorrido museístico que va desde el Paleolítico hasta la época carolingia y donde se encuentra la momia de Otzi, “el hombre de hielo”, también conocida como la “momia de Similaun”.

La zona moderna de la ciudad es más tranquila y ofrece un ambiente más relajado. Aquí se encuentran los jardines botánicos, el museo de arte moderno y la estación ferroviaria.

9.- Ortisei

Ortisei se encuentra en el corazón de Val Gardena y está considerado como uno de los pueblos más bonitos de los Dolomitas.

Situado a 1.236 m sobre el nivel del mar, Ortisei está rodeado de las imponentes montañas de los Dolomitas, la Seceda, la Rasciesa, el Monte Piz y el Col de Mesdì, todos ellos parte del Parque Natural de Puez-Odle.

En el centro del pueblo, deberías visitar la iglesia parroquial de estilo barroco y la iglesia de San Antonio, situada en la plaza principal.

Ortisei también es conocida por el arte de la talla en madera, así que visita la iglesia de San Ulrich, del siglo XVIII, para admirar las maravillosas esculturas de madera.

Por último, no te pierda la visita al Museo Etnográfico de Val Gardena, que también merece mucho la pena.

10.- Merano

La parte antigua con arquitectura gótica de la ciudad de Merano contrasta con una parte moderna de la ciudad rodeada de colinas cubiertas de huertos y viñedos. 

En el casco antiguo se encuentra la Catedral de San Nicolás, que data del período comprendido entre 1302 y 1495.

A continuación, pasee por la Via dei Portici, dividida en Portici del fiume y Portici della Montagna, que recorre el corazón antiguo de la ciudad.

A continuación, no te pierdas el famoso paseo Tappeiner que conecta Quarazze con el castillo de San Zeno, este último situado en un espolón a la entrada del Val Passiria.

El Museo de la Mujer es curioso y ofrece un interesante recorrido por la historia y la cultura de las mujeres desde el siglo XIX hasta la actualidad.

Por último, Merano es una renombrada ciudad balneario, favorecida por su clima suave, que atrae a pacientes con diversas enfermedades o a viajeros que buscan relajarse.

En el centro de la ciudad se encuentran las Termas de Merano, un balneario rodeado de palmeras mediterráneas, árboles centenarios y el gran lago de nenúfares. Un mundo acuático de 52.000 metros cuadrados con 10 piscinas exteriores.

Castillos que no te deberías perder en Trentino-Alto Adigio

A medio camino entre Italia y el resto de Europa, el Trentino ha sido una zona fronteriza desde la época del Imperio Romano.

En un territorio difícil de montañas escarpadas y valles boscosos, los castillos eran indispensables para controlar las rutas de acceso estratégicas.

Castello del Buonconsiglio
Castello del Buonconsiglio

Las fortalezas servían para defender, contraatacar y ejercer el poder, como el de los príncipes-obispos, señores del Trentino hasta el siglo XIX.

Fortalezas inexpugnables, suntuosos castillos o románticas mansiones.Aquí te dejamos algunos de los más interesantes:

  • Castello del Buonconsiglio: Sede de los príncipes-obispos de Trento, este castillo ha desempeñado un importante papel estratégico y político a lo largo de los siglos. Si le gusta el arte, seguro que apreciarás los maravillosos frescos renacentistas del “Magno Palazzo” y “El ciclo de los meses”, una obra maestra del arte gótico que decora las paredes de la antigua Torre del Águila.
  • Castillo de Avio : Es el primer castillo que se encuentra al entrar en Trentino desde el sur, conduciendo por la autopista. Lo ves inmediatamente, pegado a la ladera, con el torreón emergiendo entre árboles y viñedos. Merece la pena visitarlo, aunque sólo sea para ver los frescos de la época de la guerra que adornan la “Casa de los Guardias”.
  • Castel di Arco :Hay que subir unos veinte minutos entre los olivos para llegar a la entrada y disfrutar del amplio panorama de la llanura del Alto Garda. A continuación, se abre paso entre escaleras, ruinas y vegetación para llegar a la Gran Torre y a la sala decorada con frescos góticos. Una curiosidad: el castillo aparece en una famosa acuarela del artista alemán Alberto Durero.
  • Castello di Thun: Este es uno de los castillos más impresionantes de Trentino-Alto Adigio y se encuentra en la localidad de Thun, a unos 40 km de Trento. Es quizás el castillo más famoso de Trentino. Se encuentra entre los manzanos de Val di Non, a una media hora en coche de Trento. Lo que llama la atención es el perfecto estado de conservación del interior, que da la impresión de revivir el pasado. Si visitas la Sala del Obispo entenderás de qué estamos hablando.
  • Castello di Rovereto: Si eres un aficionado a la historia, piénsatelo dos veces antes de entrar aquí, ¡puede que no salgas nunca! De hecho, este castillo alberga el Museo Histórico Italiano de la Guerra, una auténtica enciclopedia sobre la Primera Guerra Mundial y la historia militar de la época moderna, desde el Renacimiento hasta Garibaldi.

Cómo llegar

trentino-alto-adige-mapa region

La zona es de fácil acceso gracias a su ubicación central entre la vertiente sur de los Alpes y las llanuras del Po y del Véneto.

Para los coches, motos y campistas, la ruta de referencia es la autopista Brenner-Modena A22, conectada al sur con la A1 Milán-Nápoles y la A4 Milán-Venecia.

Las carreteras estatales se ramifican desde la A22 para llegar a cada valle. La red de carreteras del Trentino cuenta, por lo general, con vías anchas y cómodas, y las condiciones de circulación en invierno se mantienen bajo constante control.

Todos los trenes de larga distancia italianos y europeos paran en las dos estaciones principales de las ciudades de Trento y Rovereto.

Quienes viajen en avión pueden aterrizar en Verona, Bérgamo, Venecia o Milán y llegar al Trentino en un plazo de entre una y dos horas, eligiendo entre el alquiler de coches, los servicios de autobús y lanzadera o el transporte ferroviario.

Los desplazamientos internos son fáciles gracias a la red interna de autobuses y trenes de cercanías, al servicio de skibus y a los teleféricos de verano

Mapa de Trentino-Alto Adigio

Trentino-Alto Adigio se encuentra en el norte de Italia, en la región de los Dolomitas. Limita al norte con Austria, al este con el Tirol, al sur con el Veneto y al oeste con la provincia autónoma de Bolzano.

Los principales atractivos turísticos de Trentino-Alto Adigio son las montañas y los lagos. La región es conocida por sus paisajes de montaña, que son especialmente hermosos en los Dolomitas. Trentino-Alto Adigio también tiene algunos lagos muy bonitos, como el Lago di Garda y el Lago di Ledro.

Si te gusta la naturaleza, Trentino-Alto Adigio es una excelente opción para pasar unas vacaciones. La región tiene mucho para ofrecer, desde hermosos paisajes montañosos hasta lagos de ensueño.

Otras Regiones de Italia: Abruzos | Apulia (Puglia) | Basilicata| Calabria | Campania |Emilia Romaña | Friuli Venecia Julia | Lacio | Liguria | Lombardía | Marcas | Molise | Piamonte | Cerdeña | Sicilia | Toscana | Trentino-Alto Adigio | Umbría | Valle de Aosta | Veneto